La relación entre el consumo de antibióticos y la obesidad: una realidad

por la Dra Iris de Luna

La microbiota intestinal (antes conocida como flora) es el conjunto de microorganismos que encontramos en nuestro aparato digestivo en condiciones normales.  Esta microbiota normal mantiene una relación de colaboración con nuestro cuerpo ayudándonos a extraer energía de los alimentos. Además realiza otras funciones como producir vitamina K e impedir que proliferen microorganismos oportuniflora-intestinalstas que pueden ser perjudiciales.

La microbiota intestinal del colon es un ecosistema complejo formado por más de 400 especies entre las que predominan cuatro: Firmicutes,
Bacteroidetes, Actinobacteria
y Proteobacteria. Sin embargo
este equilibrio es frágil y se altera en múltiples circunstancias como con la toma de antibióticos, abuso de laxantes o con dietas desequilibradas altas en grasa.

En pacientes obesos se ha descrito un aumento en la proporción de Firmicutes respecto a Bacteroidetes que podría explicar una mayor extracción de energía a partir de los alimentos. Es decir, al extraer más energía para un mismo alimento, la composición de la microbiota contribuye a la mayor ganancia de peso en sujetos obesos.

Recientemente se ha publicado un estudio que relaciona la alteración de la microbiota causada por la ingesta de antibióticos con la obesidad en 29.904 pacientes españoles (para acceder al artículo completo en castellano siga el siguiente enlace:  http://revista.nutricionhospitalaria.net/index.php/nh/article/view/379/264 ). Los autores recopilaron datos de las Encuestas Nacionales de Salud entre los años 2001 y 2011 encontrando una asociación significativa entre la prevalencia de obesidad y el consumo de antibióticos. Esta influencia fue el doble de potente en varones que en mujeres y estaba presente en todos los grupos de edad incluyendo niños.

Por tanto, recomendamos un uso racional de los antibióticos ya que la modificación de la microbiota intestinal tiene un papel importante en la regulación del peso corporal. Por otro lado, la microbiota promete ser una nueva diana terapéutica en el tratamiento de la obesidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividad cerebral, Adicción a la comida, Alergia alimentaria, Alimentación saludable, Alimentos orgánicos, Alimentos probióticos, artrosis, Bacterias gastro-intestinales, Yogur y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s