El consumo de refrescos en niños aumenta el riesgo de obesidad

English: BMI graph in Spanish Español: Gráfico...

English: BMI graph in Spanish Español: Gráfico IMC en castellano (Photo credit: Wikipedia)

Seguro que has notado que me preocupan los efectos del consumo de refrescos, zumos envasados, bebidas energéticas y similares, especialmente entre los más jóvenes (puedes mirar aquí una búsqueda de los post publicados sobre ese tema).

La realidad es tozuda y, de nuevo, nos muestra los riesgo del consumo excesivo de estas bebidas (aquí puedes ver al artículo completo en inglés aparecido en Pediatrics).

Ya se sabía que el consumo de bebidas azucaradas en niños y adolescentes se asocia a mayor peso y que la reducción de su consumo limita la ganancia de peso. El estudio que comentamos hoy, realizado por investigadores de las Universidades de Virginia y Columbia, analiza el efecto del consumo de estas bebidas en niños aún más jóvenes (pre-escolares y en guarderías). Aquéllos que toman estos refrescos azucarados, cuando se comparan con los que nunca o raramente las toman, tienen mayor peso evaluado por el índice de masa corporal (IMC) -aunque ajustado, como debe emplearse en niños-. Los resultados en niños entre 2 y 5 años fue similar.

Captura de pantalla 2013-12-02 a la(s) 00.37.30 Aunque persiste una importante controversia, más y más datos se acumulan sobre los riesgos del consumo de estos refrescos azucarados. Hasta que tengamos una confirmación indiscutible -recuerda la historia sobre los efectos del tabaco- intenta evitarlos.

Esta entrada fue publicada en Adicción a la comida, Adicción a los azúcares simples, Alimentos embotellados, Azúcares simples, Bebida Isotónicas, Bebidas energéticas, Carbohidratos, Dieta de cafetería, Enfermedades asociadas a la obesidad, Fructosa, Glucosa, niños, Obesidad, Obesidad en la adolescencia, Obesidad Infantil, Refrescos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El consumo de refrescos en niños aumenta el riesgo de obesidad

  1. Pingback: Reposición veraniega; los peligros del consumo excesivo (y no tan excesivo) de refrescos. | ¡¡Doctor, No como para lo que peso¡¡: La Obesidad a raya

  2. Una de las cosas que me sorprende mucho, es la edad tan temprana a la que muchos niños empiezan a consumir esta clase de bebidas. ¡He visto cantidad de pequeños que aún no hablan o caminan y ya están tomando refrescos! ¡¡Si hasta hay niños que pronuncian el nombre de la marca de algún famoso refresco de cola entre sus primeras palabras aún antes de aprender a decir “agua” o “leche”!!
    Me parece casi como un crimen….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s