Paleodieta: Pero si entonces ya había arteriosclerosis¡¡

Detail of the Guanajuato mummies, Mexico. Blac...

Detail of the Guanajuato mummies, Mexico. Black and white version. Photo taken at Museo de las Momias de Guanajuato. (Photo credit: Wikipedia)

Recientemente se ha puesto de moda la “paleodieta“, una forma de alimentarse basada en lo que teóricamente comían nuestros antepasados en la era Paleolítica, cuando el hombre era cazador-recolector, antes de que se desarrollaran la ganadería y la agricultura.

Esta curioso movimiento que incluye desde tanto dieta hasta una propuesta de entrenamiento físico, indiscutiblemente tiene aspectos muy razonables (aumentar la ingestión de calcio y potasio, reducir la de sodio y tener mejores niveles de vitamina D) y otros más discutibles (evitar carbohidratos incluidos vegetales con almidones). Se supone que volviendo a los hábitos de nuestros antepasados cazadores-recolectores podríamos potenciar un mejor estado de salud.

Lo llamativo es que el análisis por TAC (topografía axial computerizada) de 137 momias de 4.000 años de edad o más y de cuatro localizaciones geográficas diferentes  -Peru, Egipto, América del sudoeste y de las islas Aleutianas- ha mostrado que la arteriosclerosis ya afectaba a nuestros “sanos” antepasados estando presente en más de un tercio de las muestras.

Así que el estilo de vida del paleolítico, lejos de ser la panacea, no consigue evitar la aparición de arteriosclerosis a la que podemos estar predestinados como sugiere la investigación aparecida en Marzo  de 2013 en la prestigiosa revista

Lancet (pincha aquí para ver el resumen en inglés) coincidiendo con su presentación en el congreso “American College of Cardiology 2013 Scientific Sessions.”

Además, incluso en el paleolítico había una enorme variabilidad de dietas dependiendo de la localización geográfica desde dietas basadas en peces y/o marinas (en Egipto) hasta las basadas en carnes de caza y bayas (Americanas); eso sin olvidad que la esperanza de vida apenar llegaba a los 20 años frente a los 75 actuales.

Ya sabes mi postura; es probable que no exista una dieta ideal, son millones de años de evolución adaptándonos a lo que teníamos disponible en cada momento y perfeccionando los sistemas de conservación de energía.

Nuestro problema deriva de que aún no nos hemos adapatado a esta relidad de donuts, patatas de bolsa, hamburguesas XXL, refrescos por litros y bollos pringosos. Ese fallo nos hace obesos y nos pone en riesgo de enfermar, mientras la evolución hace su trabajo, evita esos alimentos y haz ejercicio regular.

Esta entrada fue publicada en Alimentación saludable, Alimentos biológicos, Balance calórico, Carbohidratos, Cereales, Dieta del Paleolítico, Dietas Tradicionales, Ejericicio fisico, Enfermedades asociadas a la obesidad, Grasas, Obesidad, Salud y bienestar, Tejido Graso, Vegetales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s