Halloween: Más miedo de lo que parece a primera vista.

Halloween

La celebración de Halloween frente a nuestro tradicional día de los santos con sus buñuelos y huesos de santos no parece que sea muy favorable en relación a la cantidad de calorías ingeridas según informa United Press International (pincha aquí para ver la noticia).

El niño promedio americano -y nos tememos que pronto el español- llega a conseguir unas 7.000 calorías de caramelos y dulces con el famoso “truco o  trato” (3.500 a 7.000 cals). Esas calorías para un niño promedio de 45 kilos requieren 44 horas caminando para ser consumidas según explica Donna Arnett de la Escuela Birmingham de Salud Pública de la Universidad de Alabama. La investigadora propone cambiar los dulces y caramelos por pegatinas o cromos para intentar limitar el enorme aporte de azúcares simples y a veces grasas a tan sensible población.

En resumen, el imparable proceso de coca-colonización que soporta nuestra sociedad tiene una vez más aspectos peligrosos que debemos conocer. El buñuelo de cabello de ángel o el hueso de santo parecen ahora baratijas calóricas frente a lo que nos puede caer encima.

Esta entrada fue publicada en Azúcares simples, Balance calórico, Caramelos, Carbohidratos, Grasas, Halloween, niños, Nutrición, Obesidad Infantil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s