Era evidente: Cada vez quemamos menos calorías en el trabajo

Original caption: Farm, farm workers, Mt. Will...

Image via Wikipedia

El inexorable avance de las sociedades industriales ha supuesto, a lo largo de los últimos pocos años, una progresiva mecanización de la mayoría de los tareas y una paulatina reducción de las calorías que se queman en el trabajo.

Evidentemente esto tiene un impacto sobre la tendencia a la ganancia de peso y sobre el riesgo de enfermedades asociadas a la obesidad como ya puso de manifiesto la comparación del peso y del riesgo de problemas de corazón entre los conductores (con trabajo sedentario) y los cobradores (con más ejercicio en el trabajo) de los típicos buses londinentes -con un mayor peso y riesgo cardiovascular entre los conductores-.

Pues bien, Church y col (PLoS one, 2011) han estudiado el consumo de calorías originado por el trabajo a lo largo de las últimas 5 décadas en USA encontrando una reducción media de 142 kclas/día en varones y 124 kcals/día en mujeres. La menor actividad se relacionó con la importante caída en el número de empleos dedicados a las labores más activas como las manufacturas o las tareas agrícolas, mientras que aumentan espectacularmente los trabajos relacionados con el trabajo de oficina, parcial o totalmente sedentarios.

Estos datos se obtuvieron del “U.S. Bureau of Labor Statistics” entre 1960s y 2008, asignando valores equivalentes metabólicos -una medida de la intensidad de la actividad física- a diferentes trabajos para calcular el consumo calóricos en esas ocupaciones. La reducción media de calorías en el trabajo desde los 60, supondría, por ejemplo para un varón una ganancia de 13 kilos a lo largo de estos años.

Además, los autores, mediante modelos matemáticos que incluían los datos gubernamentales sobre la proporción de obesos -que aumentó más de un 15% desde los años 60-, encontraron que una proporción significativa del incremento epidémico de la obesidad en USA parece deberse a esta reducción de la actividad física en el trabajo.

Por lo tanto el panorama se va completando, en nuestra sociedad occidental en la que el trabajo es cada vez más sedentario y menos físico, en la que las raciones no han parado de aumentar, en el que los alimentos que tomamos son cada vez más calóricos y están más disponibles durante todo el día y cualquier época del año junto al empleo sedentario del tiempo de ocio ante pantallas de diverso formato,  la epidemia de obesidad es una consecuencia casi imposible de evitar.

Esta entrada fue publicada en Ejericicio fisico, Enfermedades asociadas al sedentarismo, Obesidad, Sedentarismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Era evidente: Cada vez quemamos menos calorías en el trabajo

  1. Pingback: Hacer las tareas domésticas podría adelgazar¡¡ | ¡¡Doctor, No como para lo que peso¡¡: La Obesidad a raya

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s