La culpa era del tiroides, ¡ya te digo¡

Tiroides anatomia 01

Image via Wikipedia

Aunque la cantinela habitual de cualquier médico en general o de cualquier endocrinólogo en particular es que “el tiroides no tiene nada que ver con su obesidad” recientes datos valorados en un comentario especial en una de las mejores revistas de endocrinología del mundo arrojan nueva luz sobre este curioso tandem.

Una de las más comunes leyendas urbanas es que uno puede llegar a la obesidad mórbida por un problema de tiroides, en contraposición, cualquier médico dedicado a la obesidad repite el mantra “la obesidad no tiene relación con los problemas de tiroides, no hay diferencias de función tiroidea entre los obesos y los no obesos, los obesos con problemas de tiroides siguen siendo obesos tras reemplazar la funcion del tiroides“. La función tiroidea regula de alguna manera el metabolismo basal -una especie de ralentí de nuestro organismo- entre otras muchas funciones. Pues bien, un reciente artículo de comentario de Rotondi, Magri & Chiovato (para ver referencia clickar aquí) resume los datos conocidos hasta hoy.

En principio, cualquier médico con experiencia sabe que solucionar y tratar adecuadamente a un paciente obeso con hipotiroidismo sólo soluciona su problema tiroideo y no su problema de peso, pero no es menos cierto que, como grupo, los sujetos con obesidad parecen tener valores de TSH más elevados -lo que hablando en plata supone que su tiroides podría funcionar con algo de déficit- y, de hecho, se considera a la obesidad como un factor de riesgo para tener problemas tiroideos auto-inmunes -la famosa tiroiditis de Hashimoto o “la enfermedad del japonés”, la primera causa de hipotiroidismo y déficit de función tiroidea en occidente-. Lo realmente curioso es que las personas que sufren una obesidad mórbida (IMC mayor de 40) también tienen como grupo TSH más elevada (tendencia al hipotiroidismo) pero SIN causa autoinmune lo que se ha propuesto que represente un fracaso del esfuerzo compensador del tiroides para regular la masa grasa.

En fin,  mientras los sabios se aclaran, te propongo que dejes de buscar culpables y te plantees buscar soluciones, tu médico o tu endocrino te dirán si tu problema de tiroides es tan relevante como para necesitar un tratamiento diario, entre tanto, elige mejor lo que compras y lo que comes, haz más ejercicio, no piques entre horas, toma alimentos lo menos manipulados que sea posible y verás como las cosas van mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Enfermedades asociadas a la obesidad, Hipotiroidismo, Obesidad, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La culpa era del tiroides, ¡ya te digo¡

  1. estebanjodar dijo:

    Hola
    Por motivos obvios no hago consultas on line. En cualquier caso no se angustie, es común q se asocien ambos problemas y el de tiroides, de momento, no debería darle ningún síntoma
    Saludos

  2. Anónimo dijo:

    Acabo de leer el articulo, desde hace muchos años sufro de hipotiroidismo,a raiz de tener a mi segundo hijo, empece a engordar de forma desmesurada, me apunté al gym, hice varias dietas con control médico pero nada cuando volvía a comer “normal” volvía a engordar..un día otro afectado me habló de alimentos que no debes comer si sufres de hipotiroidismo como por ejemplo la soja o la familia de las coles, pregunté a especialistas y no supieron decirme que alimentos podía o no consumir…

    • estebanjodar dijo:

      Si esta en tratamiento con hormona tiroidea y sus niveles de TSH están ajustados, no debe tener problemas con ninguna comida salvo, como todo el mundo, evitar las que tienen muchísimo contenido en yodo (algas marinas por ejemplo)

  3. María Díaz dijo:

    Puede que el hipotiroidismo haga que se engorde o no, eso no voy a discutir, pero por lo menos yo me siento tan cansada, si no tomo mi pildorilla de tiroxina, que lo que hago es moverme menos, bastante menos. Y ha menos gasto mas grasa. Luego el hipotiroidismo si es culpable en alguna medida de estar mas gordo.

    • estebanjodar dijo:

      Yo tampoco lo voy a discutir, pero tanto el hipotiroidismo como el hipotiroidismo que ya te imaginas que es lo contrario, se caracterizan por dar un gran cansancio a quien los sufre, así que deberá ser otro el mecanismo.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s